Brownie de remolacha

17.4.15



Si, si, de remolacha, de ese tubérculo-vegetal-rojo que se utiliza en las ensaladas. Ese mismo, y en un postre, y con chocolate. Está buenísimo.

Y eso que a mí no me gusta la remolacha, pero no me gusta nada de nada, ni en ensaladas, ni en puré ni encurtida.. pero este brownie está delicioso.
Y no solo lo pienso yo, sino todos los que lo han probado que en este caso han sido muchos. A todos sin excepción les ha encantado el sabor y lo jugoso que está y ni que decir de la extrañeza al enterarse del inusual ingrediente.



El utilizar remolacha en repostería no difiere demasiado de usar zanahoria o ruibarbo pero la verdad, al menos en mi entorno, todos estos ingredientes aún son algo raro e inusual.

Había visto recetas de red velvet utilizando remolacha pero no lo había probado nunca.Y nunca es tarde si la dicha es buena y nunca mejor dicho. Lo cierto es que yo estaba convencidísima de que no me iba a gustar.

Había visto la receta ha hace mucho tiempo en Canal Cocina en el programa de Los dulces de Rachel Allen. Tengo varios programas grabados y varias recetas apuntadas para hacer y probar. Esta era una de ellas y al ver el otro día la reposición del programa y casualmente probar unas cupcakes red velvet con remolacha y comprobar que efectivamente no sabían a remolacha, me decidí a hacerlo.



He hecho varias pruebas, cambios y versiones como hago siempre pero ninguna ha quedado mejor con lo cual me quedo con la original. No he encontrado diferencia en utilizar remolacha ya cocida o cocerla  a excepción del trabajo que supone. La versión sin gluten ha quedado exactamente igual de rica y de jugosa. También lo hice con Thermomix por aquello de amortizar el aparatito.
Así que, contra todo pronóstico, ahí va la receta que tanto me ha gustado y tan convencida estaba de que no me iba a gustar. Pero me equivocaba, así que a partir de ahora no volveré a decir que no me gusta la remolacha.






INGREDIENTES


250 gr. de remolacha cocida **
250 gr. de chocolate (fondant o postres, mínimo 50% cacao)
250 gr. de mantequilla muy blanda
300 gr. azúcar (blanquilla en grano)
3 huevos M   
50 gr. de cacao puro en polvo (por ejemplo Valor)
75 gr. de harina de trigo  ***(ver equivalencia al final para hacerla sin gluten) 
½ cucharadita de levadura química en polvo
1 pizca de sal




PREPARACIÓN

** La remolacha se puede comprar ya cocida y pelada, es muy cómodo y practico. Ya viene lista y preparada para utilizar. Yo las encontré empaquetadas al vacío, vienen de dos en dos y se conservan unos cuantos meses en la nevera.


También se pueden utilizar remolachas frescas pero llevan un poco mas de trabajo el prepararlas y no he encontrado diferencia de sabor ni textura. Se necesitaran aproximadamente 3 remolachas pequeñas o 2 grandes.
Si prefieres utilizar remolachas naturales porque la tengas en la huerta, te las hayan regalado, quieras fotografiarlas o cualquier otra razón te digo cómo:

cocer y pelar remolacha
Cortar las hojas dejando unos 2 o 3 cm de los tallos. Dejar también las raíces.
Lavarlas frotando con la mano con cuidado bajo el grifo, no utilizar cepillo abrasivo para no estropear la piel, debe quedar entera para conservar el color y los nutrientes.
Ponerlas en una cazuela cubriendo con agua fría y llevar a ebullición,  tapar y dejar cocer de 30 minutos a 1 hora dependiendo del tamaño. Estarán cocidas cuando al insertar un cuchillo entre bien hasta el centro y la piel se desprenda fácilmente al tocarla con los dedos. Una vez cocidas y frías, cortar los tallos y las raíces.
Quitarles la piel, se desprende fácilmente frotando ligeramente con los dedos.
 ¡Poner unos guantes porque manchan mucho!






Triturar la remolacha cocida hasta obtener un puré.  Cuidado con las salpicaduras porque el rojo del jugo  mancha mucho. Reservar.



Forrar un molde bajo cuadrado o rectangular tipo brownie.  Untar con mantequilla y forrar con papel vegetal el fondo y dos de las paredes.
Este paso nos ayudará mucho a la hora de desmoldarlo y hará que el brownie quede con una superficie lisa, merece la pena aunque usemos un molde antiadherente.



Precalentar el horno con calor arriba y abajo a unos 170 º. Colocar la rejilla en el medio.

Trocear el chocolate y derretirlo al baño maría o al microondas en un recipiente apropiado a 500 w en intervalos de pocos segundos removiendo bien entre cada uno. Reservar.

Con la batidora de varillas batir durante unos minutos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una mezcla muy cremosa y ligera.

Añadir huevos uno a uno, y batir hasta integrar bien.

Añadir el puré de remolacha y mezclar bien con la batidora de varillas a la mínima velocidad o usando una espátula de silicona.

Añadir el  chocolate derretido y mezclar bien.

Tamizar juntos la harina, la levadura, el cacao y la sal. Añadir a la mezcla anterior, mezclando suavemente con una espátula de silicona o una cuchara.

Verter en el molde que teníamos preparado cubriendo bien toda la superficie. Extender y alisar bien.



Hornear unos 35 minutos hasta que la superficie se vea como con costra, puede subir ligeramente para luego volver a hundirse y agrietarse. Al tocar la parte central estará algo blanda.

Sacar del horno y colocar sobre una rejilla. Dejar enfriar completamente dentro  molde. Cuanto más tiempo lo dejemos enfriando mejor, incluso de un día para otro.

Desmoldar con cuidado tirando del papel vegetal.

receta para imprimir o guardar


La consistencia de este brownie es muy frágil, se rompe con facilidad, pero debe quedar así, muy blando y jugoso por el centro y ligeramente crujiente en la superficie.

Para servir podemos acompañarlo con halado de vainilla o espolvorearlo con azúcar glas y adornar con unas frambuesas...

Se puede guardar en un recipiente hermético y conservarlo durante varios días. Creo que incluso está mejor de un día para otro.

No dejéis de probarlo porque está realmente bueno (aunque no te guste la remolacha). La preparación es muy fácil y si usamos remolacha ya cocida se hace en muy poco tiempo. Solo hay que encontrarle el punto justo de cocción para que no quede crudo en el medio pero sin pasarnos de horneado para que no quede seco.
El tamaño del molde es muy importante, aunque en la receta original indicaba un molde cuadrado de 20 cm. yo utilicé uno rectangular de 28 x 18 aprox.  En cualquier caso con el molde que utilicemos la masa no debe tener una altura mayor de 2,5-3 cm. Debe ser bajito para cocer bien.


***Versión sin gluten.

SIN GLUTEN
Si nunca has elaborado recetas sin gluten o eres nuevo en la enfermedad celíaca. Te recomiendo visites esta sección en este blog o consultes con algún celíaco o asociación.

Para esta receta sustituir la harina de trigo por:
50 gr. harina de almendra (almendra molida), 25 gr. de harina fina de maíz (Maicena) y 25 gr. de harina de arroz.
La harina de almendra o almendra molida de forma natural no contiene gluten pero aún así debemos tener en cuenta no comprarla a granel y las empaquetadas comprobar bien el etiquetado. No todas las marcas indican que son sin gluten.

Lo mismo para la levadura en polvo y todos los demás ingredientes, comprobar bien el etiquetado.

Este  brownie es de por si muy jugoso y se deshace con mucha facilidad, la versión sin gluten es si cabe aún más blando, se puede utilizar opcional 1 cucharadita de goma xantana para darle algo más de consistencia y que no se desmigue tan fácilmente. Por lo demás está igual de rico y jugoso que su versión con harina de trigo.



Con Thermomix
Con el vaso muy seco y sin la tapa, pulsar la función balanza e ir añadiendo y pesando la harina y el cacao. Añadir la pizca de sal. Cerrar el vaso y sin programar tiempo, ir aumentando la velocidad progresiva hasta el máximo.
Este procedimiento sustituye al tamizado. En la versión sin gluten hace además que la mezcla de todas las harinas quede muy homogénea. Sacar y reservar.

Poner la remolacha en el vaso y triturar 5 segundos velocidad 6. Abrir la tapa y repetir si se ven trozos grandes bajando lo que queda pegado en las paredes. Sacar y reservar.

Sin lavar el vaso poner la mariposa en las cuchillas. Añadir la mantequilla en trocitos o a cucharadas  (debe estar muy blanda pero no derretida) añadir el azúcar. Batir a velocidad 3 unos 2-3 minutos. Esta mezcla debe quedar muy aireada y cremosa.

Mientras tanto, aunque el chocolate se puede trocear con golpes de turbo y fundir en la TMX, y prefiero hacerlo en el microondas en un recipiente apropiado a 500 w en intervalos de pocos segundos removiendo bien entre cada uno. Reservar.

Bajar la velocidad a 2 y añadir los huevos por el bocal uno a uno.
Añadir la remolacha triturada.
Añadir el chocolate derretido.
Ir añadiendo a cucharadas la mezcla de harina y cacao.
Aumentar la velocidad a 3 durante unos 3 segundos para integrar bien.
Parar y abrir el vaso.

Quitar la mariposa sacudiendo bien contra las paredes del vaso para desprender la masa (es muy densa).
Remover con una espátula de silicona comprobando que el fondo sea también una mezcla homogénea y todos los ingredientes estén bien mezclados.



Solo nos queda disfrutar.


Podría Interesarte

14 comentarios

  1. Genial todo, las fotos, las explicaciones, adaptaciones y elaboraciones según se haga tradicionalmente o con thermomix, no puede estar más completa.

    ResponderEliminar
  2. Pues tiene muy buena pinta. Pienso probarlo en cuanto tenga ocasión. :)

    ResponderEliminar
  3. Ana, se me hace agua la boca! Ya hace un par de horitas terminé de almorzar, y uno de tus brownies de remolacha sería perfecto para acompañar mi café.
    La repostería no es mi fuerte, pero dan ganas de intentarlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jejej siii Merceces, para acompañar café y lo que haga falta. La repostería es como todo, probar, intentar y repetir, con cada fracaso se aprende y se hace el camino caminando. Ya verás como si o si.
      un beso!

      Eliminar
  4. Jajaja nunca digas nunca jamás Ana. En casa nos encantan la remolacha y el brownie así que probaré la receta. Un beso!

    ResponderEliminar
  5. no tienen ningún sabor a remolacha? y si quisiera que tuviera alguno, podría aumentarle la cantidad de remolacha? es que a mi si me gusta y me gustaria que tuviera un poco, jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. predomina el sabor a chocolate, la remolacha a penas se nota. Si añades mas cantidad no te va a "cuajar" bien porque estas aportando mas componente líquido. Si quieres probar a poner menos chocolate... puede ser una opción, no lo he probado pero te animo a que lo hagas. Es lo bueno de la reposteria casera que la hacemos a nuestro gusto. ¡a experimentar!

      Eliminar
  6. Ana, vas ha hacer que cruce el océano por un brownie y muchas cosas ricas que haces (creeme que estoy salivando al escribirte eh!!) Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no estaría mal un viajecito transoceánico sea con Brownie o lo que se tercie y poder tomarnos un cafecito ¿verdad?
      Un besote enorme.

      Eliminar
  7. Acabo de encontrar tu blog y estoy ALUCINANDO!! explicas todo fenomenal, los pasos, las variaciones de las recetas, todo! me encanta. y este bizcocho lo probaré seguro. Enhorabuena por el blog!!

    ResponderEliminar
  8. Acabo de encontrar tu blog y estoy ALUCINANDO!! explicas todo fenomenal, los pasos, las variaciones de las recetas, todo! me encanta. y este bizcocho lo probaré seguro. Enhorabuena por el blog!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muchísimas gracia Mayday, con comentarios como el tuyo dá gusto seguir trabajando en el blog. No sabes lo que te lo agradezco y lo que me alegro. Un beso enorme.

      Eliminar
  9. Esta misma tarde me paso por Eroski a comprar la remolacha ya cocida y me pongo a hacer este maravilloso brownie en su versión sin gluten. Que pintaza tiene Ana!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ahhh que bien, ya me contarás que tal. Yo le veo un poco dificil encontrarle el punto a la cocción para que no te quede crudo y blando pero tampoco seco.

      Eliminar