Red Velvet cupcakes

12.9.14

cupcakes terciopelo rojo

  una receta clásica, famosa y llamativa

La idea de un bizcocho de color rojo intenso desde luego ya llama de por sí la atención, pero si además le añadimos la historia que conlleva su origen un tanto  incierto y hasta su aparición estelar en alguna que otra película ya tenemos casi toda la explicación del porqué son tan famosas.

El bizcocho red velvet es una receta tradicional de la repostería norteamericana, no está muy claro si siempre fue de color rojo, si se debía al uso de remolacha, alguna reacción química o a la idea comercial de algún avispado empresario de colorantes.

Red velvet significa literalmente terciopelo rojo y si abrimos uno de estos bizcochos enseguida vemos el porqué, la miga es tremendamente suave y esponjosa.

En España aún siguen llamando mucho la atención porque desde luego en nuestra repostería tradicional no hay nada equivalente, al menos que yo sepa. Además del color rojo, la forma de preparación y los ingredientes son totalmente distintos.

Si me dicen cuando empecé a hacer repostería que en un bizcocho en lugar de levadura había que ponerle vinagre y bicarbonato o que había que "cortar" la leche con limón, no me lo hubiese creído. Si luego añadimos ingredientes algo raros o difíciles de encontrar como es el buttermilk pues razón de más.
Hornearlas casi se asemeja más a experimentos químicos que a repostería.

Sea como sea, el caso es que poco a poco se van abriendo paso y cada vez mas encontramos recetas en blogs en castellano adaptadas de otros libros o blogs anglosajones.
Recetas de estos terciopelos rojos en forma de bizcocho se encuentran ya sin problema hoy día en la red. 

No aporto nada nuevo ni una receta muy distinta, otros antes que yo lo han hecho ya mejor pero sí quería hacer una pequeña explicación y repaso de los puntos digamos, mas "conflictivos",  para si alguien aun no se ha atrevido se anime y lo intente.

Hablando de miedos reposteros, haciendo una retrospectiva a este blog y al panorama "cupcakero" de los últimos años me gustó echar la vista atrás y ver como Alma Obregón en 2011 emocionada publicaba en su blog que por fin se había atrevido a hacerlos, podéis verlo aquí. Yo solo dos meses después la mencionaba a ella como pionera y publicaba una cobardica entrada con un preparado de caja. (ver aquí).
La novata de mi no distinguía muy bien aún entre butermilk y buttercream, menos mal que ya estaba por ahi, Bea del blog del Rincón de Bea para sacarnos de nuestros errores y explicárnoslo bien todo.   
¡anda que no ha llovido ni he horneado yo desde entonces!


Para quitarnos definitivamente ese miedo a hacerlas y poder gritar que al final nos hemos atrevido con ellas, al igual que Alma en 2011, intentaré repasar un poco en lo que en principio puede sernos más extraño, complicado o darnos más reparo. Vamos a ello:

Buttermilk
Ni mantequilla de leche ni suero de leche. El buttermilk no es nada de eso, no tiene traducción en castellano porque realmente no hay nada parecido que se le asemeje. Aunque en su origen se obtenía de forma natural, hoy en día lo encontramos comercializado como una leche acidificada, es como los yogures o el kefir pero con otros fermentos. Se puede encontrar en España en alguna tienda como Lidl o Alcampo pero en algunas zonas es realmente difícil. Más información interesante sobre el buttermilk podéis verlo aquí en el blog de Denikatessen.

No pasa nada si no lo encontramos porque se sustituir por leche y zumo de limón, no es que sea lo mismo pero servirá perfectamente.
Va mejor la leche desnatada o semidesnatada, "se corta" mejor. El tiempo que hay que dejar reposar una vez añadimos el zumo de limón a la leche es un poco orientativo pero alrededor de unos 10 minutos bastará, lo mejor verlo por uno mismo:

Colorante rojo
Un ingrediente fundamental en esta receta. Si no conseguimos un color rojo tendremos velvet pero nos faltará el red.

Es importante el tipo de colorante que utilicemos, no va a servir cualquiera. Lo digo por experiencia, una vez vi en un programa de televisión una botellita de Dr Oetker, en un viaje por Europa la encontré en un supermercado y encima de tener que pasarla por el control del aeropuerto como mercancía peligrosa junto con el champú al ser líquido no me funcionó nada bien, no quedó rojo a pesar de haber utilizado toda la susodicha botellita.
Debemos utilizar un colorante en pasta y además no cualquier rojo si no el rojo intenso, extra para ser más precisos. Va muy bien el red extra de la marca Sugar Flair.
En cuanto a la cantidad que se necesita os diré que lo mejor es a ojo y no utilizar cucharita medidoras, encuentro realmente tarea imposible sacar luego esa pasta de la cucharita, ¡se le queda todo pegado! así que no sé para qué sirve medir si luego te dejas la mitad. Yo utilizo la punta de un cuchillo o la parte de atrás de la cuchara, primero un poco y luego si acaso repito según vea el color. 

En realidad no es mucha cantidad de colorante pienso sinceramente que no vamos a comer 3 o 4 red velvet todos los días para desayunar ¿no? bueno por si acaso para el que le preocupe el tema de usar colorantes artificiales en la cocina, os dejo con la versión con remolacha. Es una preciosa entrada de Sandra del blog La Receta de la Felicidad que además explica muy bien los orígenes y tiene unas fotos preciosas.

Vinagre y bicarbonato
Esta combinación que lo mismo sirve para limpiar que para simular un volcán en experimentos de ciencias para el cole, en repostería se utiliza como impulsor, es decir son los responsables de que el bizcocho suba. Normalmente se utiliza levadura química pero en algunas recetas con componentes más ácidos parece que la levadura no funciona bien. Por ejemplo la receta devils food también se usa bicarbonato.

Cuando se mezclan empiezan a salir burbujas como si descorchásemos una botella de espumoso así que... que no os pille desprevenidos.
El vinagre puede ser de vino, de manzana o de arroz, cualquier que sea blanco. El bicarbonato es el que se encuentra fácilmente en los supermercados, es el mismo que se usa para el ardor de estómago o de poner los garbanzos a remojo.



Para esta receta de cupcakes red velvet he seguido prácticamente la misma que tiene publicada Alma en su libro Objetivo Cupcake Perfecto, he cambiado mínimamente las cantidades y algunas cosillas que me han dado la experiencia y también con lo aprendido en el curso de Belén de cupcakes a Gogó.

Yo he cambiado el aceite de oliva por el de girasol, se puede hacer con los dos pero a mí me pareció que al sutil sabor de esta receta le iba mejor un aceite más neutro que no proporcione nada de gusto. También las cantidades de cacao son un poco distintas, utilizo cacao puro Valor y después de algunas veces que me quedaron de color marrón le pongo menos cantidad, solo dos cucharaditas rasas. Por lo demás la receta la sigo mas o menos igual.





INGREDIENTES:

  • 125 ml de leche (desnatada o semidesnatada)
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • 150 gr. de harina de trigo
  • 2 cucharaditas rasas de cacao puro en polvo (ej. Valor)
  • 150 gr. de azúcar
  • 50 gr. de aceite de girasol (ej. especial para repostería)
  • 1 huevo L
  • 1 cucharadita de vainilla (extracto en líquido o pasta)
  • 1 cucharadita de vinagre (blanco ej. de vino)
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • colorante rojo en pasta (extra red Sugar Flair)

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a unos 160ºC con calor arriba y abajo. Sin aire. Poner la rejilla en el medio.
Preparar la bandeja de hornear con las cápsulas para las cupcakes.

Añadir el zumo de limón a la leche y esperar unos 10 minutos hasta que tenga el aspecto de cortada.
Pesar y tamizar la harina junto con el cacao. Reservar.

En un bol grande pesar el azúcar y el aceite. Batir hasta integrarlos.

Se puede batir todo con una varilla de mano o con la batidora eléctrica de varillas a velocidad baja. No   conviene batir a demasiada velocidad la masa sobre todo una vez añadida la harina. Si la batidora no tiene una velocidad mínima baja será preferible a mano.

Añadir el huevo y la vainilla. Batir hasta mezclar.
Añadir en dos tandas la harina-cacao y la leche-limón. Batir entre cada adicción hasta que se mezclen bien los ingredientes.


En un vaso o recipiente aparte mezclar el bicarbonato y el vinagre. Saldrá una espuma y formará burbujas. Añadirlo a la masa y remover.
Con la parte de atrás de una cucharita o la punta de un cuchillo añadir un poco de colorante rojo y batir bien para ver cómo queda el color. Repetir si fuese necesario hasta que la masa tenga un color rojo intenso. Utilizar cada vez una nueva cucharilla limpia.

Repartir la masa en las capsulas. Es bastante líquida por lo que es mejor utilizar una jarrita que la cuchara de bolas de helado.
Hornear unos 20-25 minutos hasta que se vea que suben y están cocidas. Se puede comprobar pinchando con un palillo, brocheta o punta de cuchillo. Debe salir limpio de masa cruda líquida, puede tener alguna miga.

Cada horno es distinto por lo que tanto la temperatura como el tiempo dependerán del mismo y podrá variar entre 150-170ºC y 20-25 minutos. Es cuestión de ir comprobando y conocer el comportamiento en cada caso.
Sacar de la bandeja y dejar enfriar sobre una rejilla.

 receta para guardar o imprimir

Sin lugar a dudas, el mejo acompañamiento para estas cupcakes es una crema de queso, la que yo hago lleva queso tipo Philadelpia, ver receta aquí pero hay más opciones, con nata, queso mascarpone...
Unas migas del propio bizcocho por encima y listo, ya tenemos las auténticas y genuinas


Podría Interesarte

12 comentarios

  1. Ay los Red Velvet, ¡son mi pasión! Mira que no soy tanto de cup cakes pero es que estos me apasionan. Yo los hago en tamaño mini que parece que comes menos pero en lugar de uno, te tomas 3.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sii, es verdad que estos son muy especiales y cuesta parar. Gracias por tu comentario!.

      Eliminar
  2. Son simplemente perfectos, que tendra el red velvet que tanto engancha? Esta semana publicamos nosotras un bundt red velvet, es tan versatil tambien verdad?
    Te quedaron realmente perfectos, enhorabuena y unas explicaciones fantasticas!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuestro bundt red velves si que es simplemente perfecto, Me ha parecido divino. A ver si me animo y alguna vez hago uno!!.

      Eliminar
    2. Muchas gracias guapa, podemos intercambiar bundt por cupcakes, jeje
      Besos

      Eliminar
  3. Hola, voy a doblar las cantidades para hacer un bizcocho y me gustaría saber si el buttermilk tiene que estar a temperatura ambiente o de la nevera, gracias.
    Nieves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nieves, aunque en casi todas las recetas se indica que los ingredientes deben estar todos a temperatura ambiente, en este caso realmente no es necesario. Como llevan aceite en lugar de mantequilla si utilizas el buttermilk frio no te va a quedar la mezcla con grumos. No es necesario que esté a temperatura ambiente. De todas formas si hacees el sustituto de buttermilk con leche y limon, al dejarlo el tiempo necesario se va a templar un poco. Si utilizas buttermilk ya comercializado procura que no esté excesivamente frio al igual que los huevos, pero lo dicho, en general en esta receta no va a tener demasiada importancia. Espero que te salga un apreciosa tarta red velvet.

      Eliminar
  4. Me muero de amooooor y de miedo al mismo tiempo de intentarlos ajajaj soy una malisima en la repostería gracias a mi rebeldía con las medidass!!! pero el día q me sorprenda a mí misma te mostraré fotos jejeje
    un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ánimo Ana, creo que a todas nos ha pasado lo mismo jejej. Nos han encantado tanto como nos han asustado.
      Pero a ello que se puede.

      Eliminar
  5. Hola. Mis redvelvet suben pero al momento de dejarlos enfriar bajan... es común? O me faltaron unos minutos de cocción? Es recomendable usar una cucharadita de polvos de hornear como en otras recetas? Saludos

    ResponderEliminar
  6. hola!!!!! se ve muy buena tu receta, intentare hacerla espero que me salga muy ricos.....una consulta, la mantequilla que usas es SIN SAL?????, que marca usas ????, es que en las tiendas solo encuentro con sal, puedo utilizar esa????. Espero su respuesta, muuchas gracias العاب تلوين

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Moka Moh, esta receta no lleva mantequilla sino aceite, gracias.

      Eliminar