Red Velvet Cupcakes

2.8.11

Con preparado de caja. Ver receta mas actualizada de cupcakes red velvet aquí.

Terciopelo rojo, es  la traducción literal y no es para menos, les va que ni pintado. Si las cupcakes ya son de por sí tan glamurosas que parecen auténticas modelos de pasarela con sus cremas, sus adornos, complementos y hasta cápsulas y envoltorios monísimos; pues estas son ya como para ir por la alfombra roja en la entrega de los Oscar. Para empezar son rojas, rojas, vamos el bizcocho más rojo que hemos visto nunca, luego el sabor aunque lleva chocolate pues no es nada que se pueda describir así simplemente. La crema blanca es de queso, azúcar y vainilla que es el complemento perfecto para un bizcocho con ese color y sabor tan peculiar. Ah! y el adorno rojo por encima que se ve en la foto no es más que unas miguitas del propio bizcocho.

Ahora vamos al lío, ¿Cómo hacerlas en casa? pues principalmente nos encontramos con dos problemas: el colorante y ese ingrediente misterioso llamado buttermilk. El colorante debe ser de buena calidad y en pasta para conseguir el color rojo intenso y el buttermilk es ese ingrediente de la discordia que tan difícil de encontrar en nuestros supermercados españoles.
Hemos navegado horas y horas por Internet buscando información sobre el susodicho y parece ser que en algunos supermercados Lidl lo tienen, http://www.lidl.es pero ojo, solo en las zonas en las que consumidores Europeos hacen su presencia masiva, porque en Málaga por lo visto, se puede encontrar pero en Gijón, o vienen pocos turistas europeos o no “cuaja” eso del buttermilk, la dependienta del supermercado en el que preguntamos nos miró con cara extraña y juró y perjuró que “eso” no lo tienen, ni lo habían tenido nunca.


Bueno, pues que no cunda el pánico, parece ser que el buttermilk se puede hacer en casa, en el blog, El rincón de Bea también nos lo explican a la perfección. ¡GRACIAS!

No nos decidíamos a eso de cortar la leche y cuando se lo planteamos a la cocinera de La guinda, bueno puso una cara de: “ya nos estamos pasando de experimentos”, así que nada, le llevamos una preciosísima caja en forma de bolso que encontramos en nuestra tienda favorita de Avilés 98&YU
Por cierto, os ponemos también el enlace a la empresa de los “preparados en caja”: la  verdad que son muy monos y para un regalo quedan genial.

La cajita trae dos sobres con el preparado para hacer las red velvet; otra protesta de la cocinera: “a mi esto de los “preparaos” en cajas…¿esto no iba a ser repostería casera? Tras leer y releer y requeté-mirar los ingredientes y ver que todavía dejábamos algo de su mano ya que había que añadir leche, aceite, huevo mantequilla… Al final, aún no muy convencida, se decidió a hacerlos. Y aquí están:

Sobre el resultado final hay diversidad de opiniones, a mí después de tanto escuchar la historia de los preparados en polvos me sabían un poco “artificiales”.

Los conejillos de indias y allegados a La guinda que nos hicieron el inmenso favor de probarlas, no hubo que convencerlos mucho, todo hay que decirlo.; dicen que están bueníisimas.
Bueno pues nada, para gustos colores.

Unas ultimas fotos del proceso:
Y por si os interesa la receta, aquí otros blogueros más arriesgados y valientes que lo han conseguido:
Objetivo cupcake. Esta chica, Alma tiene un objetivo claro, encontrar el perfecto cupcake, a nuestro parecer ya lo ha encontrado hace tiempo porque tiene cosas preciosas y las fotos son un deleite para los sentidos, mientras ella sigue buscando, nosotros disfrutándo.
El el mismo blog del rincón de Bea, en el que tan bien nos explican el tema buttermilk, teneis además de la receta, unas estupendas explicaciones sobre este peculiar cupcake.
Y para los que tengais la famosa Thermomix pues más facil todavía: Velocidad cuchara.
Nosotros seguiremos en el intento aunque sea superando el miedo inicial a cortar la leche y a convencer a la cocinera a que lo que salga de ahí es comestible.

Podría Interesarte

0 comentarios