Galletas de jengibre

15.12.14




Un clásico de Navidad, bien sea en forma de casita, hombrecillo o reno. Suelen hacerse para colgar en el arbol pero a mí me pareció más original esta versión para colgar en la taza.

Además de la receta  y el paso a paso de la construcción, en esta entrada os cuento que he llegado a dos importantes conclusiones:

Hacer las cosas de Pinterest no es tan fácil como parece.
Tener un blog no es tan fácil como parece.

Pues sí, tener un blog está de moda, muestras en él lo mejor, las cosas que te salen, lo bien que queda terminado pero la verdad es que hay un proceso detrás complicado y la cosa no es tan fácil, a poco que seas meticulosa y exigente contigo misma eso conlleva un gran sacrificio, de tiempo, de dedicación y un tremendo esfuerzo. Asi nos lo contaba Sandra Mangas del blog  La Receta de la Felicidad

Precisamente estas galletas de jengibre surgen de la idea que vi el año pasado en su blog:  una maravillosa bola de nieve que Sandra nos proponía y que me pareció preciosísima, cuando me puse a intentarlo en el puente de diciembre se me echó el tiempo encima y a duras penas llegué a terminarla, logré que se mantuviera en pié solo lo justo para sacarle unas fotos decentes y entre uno y otro me dieron las uvas, literalmente porque felicité con ellas el año nuevo.



Quizá sea falta de organización por mi parte, o porque quiero hacer demasiado, o demasiado bien, no lo sé pero al ver que otro de mis blogs favoritos de referencia DeNIKAtessen anunciaba el fin de su andadura he constatado lo que sospechaba, es duro y supone sacrificios para mí y para todos.

Tanto Sandra como Nika para mi han sido para mí grandísimas fuentes de inspiración y de conocimiento.  A Nika la conocí casi cuando yo comenzaba, su blog es un completo compendio repostero, no le falta detalle y explicación, el brownie mas delicioso que he probado es el suyo.
No creo que sea una decisión trágica, si ella ha visto el momento, será porque tenía que ser, además nos deja su legado, su blog no va a desaparecer, quedará por mucho tiempo, pienso que aún tiene un montón de cosas que aportarnos, a mí por lo menos.
Y ahora ya voy  con la receta de las galletas y las peripecias para la construcción que a este paso sí que nos dan las uvas de nuevo.




GALLETAS DE JENGIBRE


  • 350 gr. de harina (de trigo)
  • 125 gr. de mantequilla (fría y cortada en trocitos)
  • 60 gr. de miel de caña **
  • 100 gr. de azúcar (blanquilla en grano)
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1/8 de cucharadita de jengibre en polvo
  • 1/8 de cucharadita de nuez moscada en polvo
  • 1 huevo M
  • 1 cucharadita (aprox.) de ralladura de naranja (ecológica o no tratada)

**La miel de caña es oscura y densa, no procede de las abejas sino de la caña de azúcar.

PREPARACIÓN
Mezclar todos los ingredientes hasta formar una masa. Se puede hacer a mano o con robot de cocina o amasadora. Yo lo hice con la batidora de mano, con las  varillas de amasar (gancho) y cuesta un poco de trabajo pero se consigue.

Con Thermomix
poner todos los ingredientes en el vaso (la mantequilla en trocitos y fría) programar 2 minutos velocidad espiga.


Terminar de unir la masa a mano hasta formar una bola compacta.
Dividir la masa en dos partes y estirar con el rodillo entre dos papeles de horno o film plástico.


El grueso de la masa va a depender del tamaño del cortador, cuanto más pequeño sea, más fina debe ser la masa. Para las casitas debe ser muy fina.

Enfriar en la nevera un mínimo de 1 hora.
Precalentar el horno a 170º.
Cortar la masa de galletas con un cúter o cuchillo siguiendo la plantilla de los planos o con el cortador de galletas elegido.

Colocar sobre la bandeja de hornear y papel de cocina y hornear unos 10 minutos las galletas normales y algo menos las piezas de la mini-casita.
Sacar del horno y pasar a una rejilla para que se enfríen.

GLASA (pegamento) 
Tenemos dos opciones, hacerla nosotros o comprarla ya hecha. Si vamos justos de tiempo o estamos ya cansados con los planos y la construcción, creo que comprarla ya hecha es una buena opción. Wilton tiene unos tubos listos para usar en los que las boquillas encajan perfectamente y así no tenemos ni que rellenar una manga pastelera. Es muy cómodo y pega, pero la verdad es no sabe muy bien y lleva muchos componentes "tipo E" pero... hay que elegir: comodidad y rapidez o casero y rico.


Por si preferís hacerla, aquí va la receta  de la glasa.
INGREDIENTES:

  • clara de huevo pasteurizada ( 33 gr.)
  • 200 gr de azúcar glas
Batir con la batidora de varillas la clara junto con el azúcar tamizada. Mezclar bien a velocidad media, no batir en exceso.


receta para imprimir o guardar


CONSTRUCCIÓN DE LA CASITA
La idea que vi en Pinterest de una mini casita para colgar en la taza parecía, en un principio, fácil de hacer, pero he tenido con ella sus mas y sus menos:


Primero hay que dar con unos planos, toda construcción comienza por los planos, los primeros que  descargué tenían la puerta muy pequeña y...  ¡no encajaba en la taza!

Pues nada, me hago yo mis propios planos que además todos los que hay vienen en inglés. Aquí los podéis descargar para imprimir. Son para hacer la castita pequeña, la de colgar en la taza, pero podéis ampliar al doble para hacer una más grande.

planos en pdf

Luego no calculé muy bien el grueso al estirar la masa y me quedó con unos muros tan anchos que más bien parecía una iglesia prerrománica con muros de carga.

Si a esto unimos la chimenea que se viene abajo, que abres las ventanas en el tejado o algún muro que se cae…


Expresado de una forma bonita diría que siendo perfeccionista y concienzuda no paré hasta conseguirlo, pero la realidad es que fue por pura cabezonería y bueno también por el cachondeo de todos a mi alrededor, no os podéis imaginar cómo tenía en vilo a mi familia y compañeros de trabajo:
¿qué? ¿Cómo va la construcción?
¿esos muros aguantan?
¿habrá que poner un poco de silicona?

La verdad es que me reí a costa de la casita:
ups, se me cayó el tejado...
ups, que me equivoqué y abrí las ventanas en el tejado

Bromas aparte os confieso que lleva su trabajillo y lo dicho, una cosa es ver la idea maravillosa en Internet  o Pinterest y otra llevarla a cabo. Las piezas de la casita son realmente pequeñas y cuesta trabajo cortarlas y manejarlas, si la hacemos más grande (aparte de no poder ponerla en la taza que era la gracia) los muros al pesar más, tienden a caer más. Supongo que con mucha práctica se llegará a dominar el asunto pero sinceramente no me veo haciendo más de 3 o 4 casitas de estas, tengo algo de paciencia pero una vez que hago la primera, me canso enseguida.

Para que veáis el proceso y os ayude en el intento, os dejo un paso a paso en fotos:

MONTAJE


Mi experiencia y fracasos me han llevado a la conclusión de que los pasos 1,2,3 y 4 son los más importantes, si no los seguimos bien el fracaso está asegurado. Apetece tanto ver la casita terminada que es muy difícil esperar a que se quede cada pieza pegada antes de poner la otra pero creo que es la clave, aprovechar para actualizar el perfil de Facebook o leer el correo.


¿Qué os ha parecido? ¿Complicado? pues esa era la grande, jejeje, para la pequeña lo mismo pero todo mini, y aún falta la decoración:


Al verlas terminadas, el trabajo habrá merecido la pena.



Solo un poco de paciencia y cuidado y salen, seguro.
notas - resumen
La miel de caña se encuentra en supermercados como Mercadona, Hipercor o Alcampo, está junto a la miel de abejas. Se pude utilizar melaza aunque al menos donde yo vivo no la encuentro fácilmente.

Las claras pasteurizadas se encuentran bien en supermercados como Mercadona, Hipercor o Alcampo, vienen refrigeradas en botes o bricks. Se pueden congelar y es muy cómodo hacerlo en pequeños envases individuales con el peso de 1 o 2 claras.

Enfriar la masa estirada antes de cortar.

El grosor de la masa debe ser proporcional al tamaño del cortador: más pequeño -> mas fina

Hornear piezas del mismo tamaño.

Esperar a que se pegue bien cada pieza de la casa antes de colocar la siguiente.


Si lo de la casa nos parece demasiado complicado, nos decantamos por los hombrecillos de jengibre.
Aquí la cosa es más fácil y sencilla, nada de planos y construcciones. El cortador que yo utilicé viene en un set de la marca Wilton y son todos para colgar en la taza.

La idea de Donna Hay de bañarlos en chocolate blanco y ponerles botas o guantes me hizo mucha gracia, me emocioné con el asunto y a uno le puse pantalones y coco rallado. Al final el pobre más bien parece que lleva calzones al estilo trapecista de circo. Entre tanto vestir al hombrecito casi pierde un ojo y nos hace un guiño. ;)


Y si os preguntáis si hacer las fotos conlleva el mismo lio y problemática que construir la casita pues mas o menos, nada mejor que esta preciosa ilustración de Clarilou para que podáis imaginarlo:

Podéis ver cómo lo cuenta Creative Mindly en este post: Mi vida no es Pinterest. 

Y por último, sin olvidarnos de lo más importante:

¡ DISFRUTAR DE LA NAVIDAD !


Y como la Navidad es sinónimos de ilusión, regalos y sueños...
Os dejo con una revista digital para todos vosotros como regalo y un sueño cumplido para mi. Me hace muchísima ilusión compartirla, espero que la disfrutéis, viene cargadísima de buenas ideas, relatos, recetas, manualidades y mucho mas.

Incluye mi receta de cupcakes Navideñas, con el sabor de las galletas de jengibre y con merengue italiano para conseguir el blanco Navidad en la crema.

Podría Interesarte

24 comentarios

  1. Ana, me ha encantado tu post de hoy. No sólo por tu sinceridad a la hora de hablar sobre lo que supone mantener un blog (muchísimo trabajo detrás que no se ve) sino por todo lo que expresas, la receta, el paso a paso, dificultades a la hora de elaborar estas maravillosas casitas, etc. Gracias, sigue así siempre que eres única y por eso te adoramos. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aaains Verónica que me sacas los colores de verdad!! muuchas gracias. No sabes lo que me animan tus palabras, tu bien sabes lo complicado que es todo esto.

      Eliminar
  2. ¡ Menudo curro ! Como siempre , espectacular todo, fotos, luz, composición, complementos, casitas, etc,etc,etc,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Cova, y ánimo que esto del blog debe ser como los hijos, dan la lata y guerra pero alegrías también jejejej.

      Eliminar
  3. Marta Santamaria16 diciembre, 2014

    Hola Ana! Me ha encantado tu entrada de las casitas y los hombrecillos de gengibre. Como siempre con unas recetas muy bien explicadas y unas fotos preciosas que dan ganas de ponerse a hornear de inmediato. La receta de la revista de las cupcakes especiadas tiene muy buena pinta también, igual me animo a hacerla , jeje. Respecto a los blog, aunque yo no tenga uno, me imagino que dan mucho trabajo. Sobre todo si lo quieres mantener al día . Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si me lo dices tu que mimas y curras los panes como hijos jejjejejeje. Gracias a miles Marta!!! Cualquier duda con las cupcakes me pregutnas eh!! ¿has visto que me he atrevido con el merengue italiano? ni que fuera a comerme!!!

      Eliminar
  4. Ana, eres una artista Global. Qué pasada de Post. Está impecable. Me encanta el estilo revista que le has dado. Una precisidad. Muac!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ahhh Xenia mas coloraaa que me pones. Lo del "estilo revista" no sé habrá salido por Bloggers2.0 porque no fue premeditaaado jajaja.
      No sé porqué no sale tu blog en el perfil de blogger con el que haces el comentario pero lo pongo yo aquí que tu también te lo curras mucho con tu blog.
      Gracias guapa.
      http://mylittledolccorner.blogspot.com.es/

      Eliminar
  5. Me ha encantado tu post, definitivamente probaré a hacer casitas de jengibre 😃

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. claro América, tienes que probar, que verás como se pasa de bien. Graaacias.

      Eliminar
  6. Ana, eres genial. Menuda entrada!!! Primero felicidades por estas casitas, estos muñecos y estas fotos tan excelentes. Dan una pena comérselos!. Luego agradecerte tu mención a que los errores son fruto del trabajo, y que la insistencia, la paciencia y el esfuerzo tiene su recompensa. También el reconocimiento a estas blogueras magníficas que han tomado un tiempo de descanso para tomar un camino alternativo porque al final si quieres hacerlo bien tienes que invertir mucho tiempo y el sacrificio es palpable. Un beso y feliz navidad. Menuda revista!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ahh gracias Yolanda!! yo no tengo niños pero me imagino que esto de los blogs puede (salvando las distancias) un poco comparable ¿no? Dán mucha guerra y trabajo pero luego alegrias también y compensa todo.
      Disfrutar de las vacaciones y un beso para Hugo.

      Eliminar
  7. Ana, me acabo de imprimir los planos y me quede a cuadros con el tamaño!!!!! jajajja peeeeero bien sabe dios que lo voy a intentar!! tengo la masa enfriando :-)
    Haces unos post espectaculares super bien explicado...detallado...da gusto jamia y las fotos.....en fin sin comentarios solo darte las gracias por tu trabajo!!!! muackkkkkkk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajjja siii es que son muy pequeñitos, aaanimo que tu puedes. También se puede amplicar en una fotocopiadora al tamaño que quieras.
      Graacias a tii.

      Eliminar
  8. ¡Bestial! Me gusta mucho tu sinceridad y la manera en que cuentas el proceso. Las fotos son fenomenales y dejan muy muy claro el proceso. ¡Y qué decir del currele de las composiciones! ^___^ ¡Ánimo y que no decaiga, tocaya!

    ResponderEliminar
  9. Qué preciosidad de galletas =) Son una monada, te han quedado genial! ^^
    Felices fiestas. Un besote grande!

    ResponderEliminar
  10. Hola muy buenas las galletas, una pregunta puede ser que esta masa que como media gomosa, no es como las galletas de mantequilla normal, es así?? nunca las hice y me salieron así por eso te pregunto para saber si el sabor es así, y otra cosa que me paso me quedo todas con pintitas oscuras, creo que es por el azúcar le puse negro y capaz no estaba bien mezclada, bueno gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alejandra. Me alegro un montón que hayas probado a hacer la receta. No sé muy bien si te refieres a que la masa esté gomosa antes o después de hornear. Lo cierto es que son bastante duras y crujiente. Tampoco se lo que es el azúcar negro, si es moreno puede que sea la razón de las pintintas, no disuelve bien. Prueba como pone la receta con azúcar blanco y miel de caña o melaza. Gracias por tu comentario y un saludo enorme!!

      Eliminar
    2. Hola gracias por responder, la galleta ya cocinada me quedo gomosa, y el azúcar que use es moreno, algo me fallo ya que se sentía el azúcar, hago muchas galletas de mantequilla y me salen bien, en estas algo hice mal, así que las voy a probar de nuevo!!! la miel use una normal voy a usar la que me dices...gracias y saludos

      Eliminar
  11. Hola muy buenas las galletas, una pregunta puede ser que esta masa que como media gomosa, no es como las galletas de mantequilla normal, es así?? nunca las hice y me salieron así por eso te pregunto para saber si el sabor es así, y otra cosa que me paso me quedo todas con pintitas oscuras, creo que es por el azúcar le puse negro y capaz no estaba bien mezclada, bueno gracias

    ResponderEliminar
  12. Ains..... no sabes la alegria que me ha dado encontrar este post... yo sufrí lo mismo para hacer las casitas pequeñas, pero es que hice la masa muy gruesa y fue imposible... Eran castillos que no cabian en la taza...Horror y deseperación. Finalmente dediqué la masa a galletas. Pero me has infundido ánimo, este año lo vuelvo a intentar por que me parecen ideales para regalar con una tacita mona.
    Me quedo por aqui (me encanta tu blog) y prometo noticias!!!
    Besetes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. LA GUINDA

      ¡Qué bueno Elena! Cómo me alegro de que mis experiencias en construcción te sean de utilidad jejejejej ánimo y a ver que tal. Cuando el/la destinataria del regalo alucine al verlo habrá merecido la pena ya verás. No desesperes.

      Eliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar