Sandía y yogurt

15.8.14

Aunque fruta y yogurt parece el recurso para el postre cuando no hay otra cosa, en esta ocasión os traigo algunas ideas frescas, fáciles y algo más ligeras, ideales para disfrutar y quedar bien en verano.
También os comparto la receta para hacer yogures de coco que si os apetece y tenéis tiempo, salen la mar de buenos. Es una opción para experimentar en la cocina.
La verdad es que en esta época de calor y vacaciones no apetece nada encender el horno ni meterse en la cocina para hacer postres complicados y elaborados. Pero por otra parte tenemos mas ocasiones para disfrutar de comidas, celebraciones familiares o cenas con los amigos.
Pienso que la clave para quedar bien y sorprender, partiendo de ingredientes sencillos, está en la imaginación y la  presentación. Así que podemos esmerarnos un poquito en ese aspecto y acertaremos seguro.
cucharitas de Zara Home.

vasitos con el fondo de colores de CASA.

Los yogures combinan muy bien con casi cualquier fruta y si unimos la variedad de sabores y tipos de yogures disponibles en el mercado, las posibilidades son infinitas.
Mi combinación preferida es yogurt de coco y sandía. Si nunca habéis tomado yogurt con sandía os va a sorprender esta combinación, es original, refrescante y buenísima.
Yogures de coco ricos que yo conozca en el super podemos encontrar Danone griego y Danone Activia cremoso. Con yogurt natural tipo griego también está muy rico.
 tabla rustica de madera de La trastienda de Liderlamp.

Para hacer especial la presentación se pueden sacar bolitas de sandía con un utensilio adecuado para ello pero si no tenemos, basta con cortarla en daditos pequeños y descartando las pepitas quedará igual de bien.
Espero que esta combinación no tan típica de fruta y yogurt os guste tanto como a mi.

Si os apetece hacer los yogures de coco, os dejo con la receta que yo he probado.
Si merece la pena o no, bueno la verdad es que compar yogures industriales es mas rápido, cómodo, fácil y puede que hasta barato pero por otro lado la satisfación de hacer un yogurt casero y su sabor...
Yo los hago con yogurtera, sé que se puede hacer dejandolos en un lugar templado como dentro del horno apagado pero nunca lo he probado. También utilizo Thermomix para el  proceso de calentar la leche pero se puede hacer también a la manera tradicional, en un cazo y al fuego.


Yogurt de coco
  • 1 litro de leche (mejor entera y fresca)
  • 80 gr. de azúcar (3-4 cucharadas)
  • 100 gr. de coco rallado (seco, el que viene en bolsitas especial para repostería)
  • 1 yogurt griego (natural o sabor coco)

Poner en el vaso de la TMX la leche, el azúcar y el coco.
Calentar a 80º 25 minutos velocidad 3.
Este proceso se puede hacer al fuego en un cazo, con poco calor sin que hierva y removiendo.
Dejar infusionar y enfriar hasta que baje la temperatura a 37º. Tardará una hora o mas.
Al dejar caer unas gotas en la mano se nota tibio pero no caliente.
Colar a través de un colador de maya fina, chino o una tela. Apretar bien para que salga toda la leche. Descartar el coco.
Añadir el yogurt y remover hasta disolverlo en la leche tibia.
Es importante que la temperatura de la leche sea la correcta, si está fría no llegará a cuajarse y formar el yogurt y si está demasiado caliente tampoco cuajará porque el calor excesivo matará los bifidus o bacterias que son las que hacen el proceso de fermentado.
Repartir en los vasitos de la yogurtera  y sin tapar programar el tiempo según las instrucciones del fabricante.
A mi con 6 horas me quedan bien.
Dejar enfriar, tapar y guardar en la nevera.
Quedará una película gruesa en la superficie por el coco, es normal y está buena, le da un toque distinto pero si se quiere se puede quitar.

 para guardar o imprimir


Con la base del yogurt de coco, sea casero o comprado, y la refrescante sandía, nos lanzamos a algo mas sofisticado. ¿qué os parece la idea de fruta y yogur pero en forma de polos? Seguro que nadie pone caras de resignación cuando les pongáis esto de postre.

Aquí la "responsable" es Sandra Mangas que con su último libro Polos y Helados me ha cautivado y me ha picado el gusanillo de intentar hacerlos en casa.
Este es mi primer intento, de frutas del bosque y sin maquina de hacer helados, estoy conténtísima con el resultado.
El libro es totalmente recomendable, por sus explicaciones, contenido y divinidad de fotos.
Esta receta que os pongo de polos de sandía y yogurt es en realidad una combinación de dos distintas que Silvia nos propone.
Ojalá yo tuviese más de ese ingrediente que como ella bien dice, es tán dificil de encontrar: la paciencia.
Como no tenía mucho de eso, yo solo he hecho tres capas pero con mas "rayitas" quedarían mucho mejor. Aunque ya mas de uno me ha dicho que parecen los polos del Sporting. (equipo de futbol de Gijón con camisetas rayadas en rojo y blanco)

Polos de yogurt y sandía
Capa de sandía:
350 gr. de sandía en trozos y sin semillas
50 gr. de azúcar
el zumo de medio limón
Triturar todos los ingredientes y reservar en una jarrita o biberón de plástico de boca ancha.

Capa de yogurt:

50 gr. de yogurt (de coco, natural o griego)
50 gr. de leche  
25 gr. de azúcar
Triturar todos los ingredientes y reservar en una jarrita o biberón de plástico de boca ancha.

Hasta aquí la preparación es fácil y sencillísima. Nos queda la parte también fácil pero que requiere un poco de paciencia. Se necesitan moldes para polos o vasitos de chupito y palitos de madera para helados.
Rellenar una primera capa de sandia o yogurt, la que se prefiera. Meter al congelador y esperar a que se cuaje, como mínimo media hora o más. Repetir el proceso con todas las capas alternando sandia y yogurt. Mantener en la nevera las preparaciones trituradas durante el tiempo de congelado de las capas.
Poner el palito después de la segunda capa más o menos.


https://drive.google.com/file/d/0B6XlsIKHahFHMWdLdjRHRmotZms/edit?usp=sharing
 Hay que tener paciencia pero os aseguro que merecerá la pena.



Y por ultimo una idea genial para niños (y no tan niños) que vi hace tiempo en el Donna Hay Kids magazine y me encantó:

Un barquito de sandia lleno de fruta al que no le falta detalle.

Para hacerlo hay que partir por la mitad una sandía pequeña, vaciarla sacando bolitas. Para el relleno mezclar las bolitas de sandía  con zumo de naranja y azúcar y otras frutas si se quiere como por ejemplo cerezas y fresas.
Hacer unas incisiones con un cuchillo para insertar una cucharas de madera a modo de remos. Yo les puse cinta adhesiva de rayas rojas de Ikea que compré en navidad pero pueden ser unos cordeles tipo Divine Twine.
La vela se hace con un rectángulo de cartulina insertado en un palillo de brocheta. Poner unos nudos con un cordel arriba y abajo para sujetar la vela.

Y diríamos que con esto y un bizcocho, nos despedimos en Agosto.
Nos vemos en Septiembre. 

Podría Interesarte

3 comentarios

  1. Ana qué idea más buena!!! y mil gracias por la mención... solete!!!

    ResponderEliminar
  2. Me parece una idea genial y tiene muy buena pinta.
    Me encanta la sandía!!!
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jorge!! un gran saludo para tí también desde Asturias.

      Eliminar