Helado de mango y plátano

10.1.15

Cremoso, sano y rápido. Ideal para cualquier época del año.

Yo soy más de tomar solo los helados en verano aunque claro que se puede todo el año. Justo ahora en enero con mucho frío, al menos en el hemisferio norte, a mí se me ocurre publicar una receta de helado. Para justificarme diré que tras la Navidad, llena de dulces típicos y algún que otro exceso culinario, me apeteció algo mas sano.

Fruta y yogurt son los ingredientes principales. No lleva nata, se puede endulzar o no, al gusto de cada uno.  Sale cremoso, realmente bueno y me pareció bastante saludable. 

Se hace sin máquina de hacer helados pero se necesita una batidora de vaso o robot de cocina (yo lo hice con Thermomix) porque hay que triturar la fruta congelada. Quizás con una batidora de mano normal con cuchillas se pueda hacer también aunque va a requerir algo más de brazo pero sin duda un helado hecho en casa como este, merecerá la pena.

La preparación es muy fácil, solo hay que añadir yogurt a la fruta congelada y triturar, ¡helado listo!


Hay que tener en cuenta el tiempo de congelado de la fruta, se necesitan al menos 2 o 3 horas pero también se puede tener la fruta preparada con anterioridad en el congelador para cuando nos apetezca hacerlo. Incluso podemos aprovechar cuando veamos plátanos de oferta o mangos ricos y maduros. Yo ni siquiera los congelé el mismo día.


La receta es de mi admirada Donna Hay, la saqué del libro fast, fresh and simple y aunque al principio dudaba que quedase tan cremoso me arriesgué a probarlo. Le puse miel para endulzarlo y le añadí vainilla en pasta para darle un toque diferente. Ambas cosas son totalmente opcionales.



En cuanto al peso y cantidades de los ingredientes. En el libro se indica la fruta en piezas pero me di cuenta que los mangos de Donna eran mucho más pequeños que los míos (ejem). Creo que va a salir igual aunque pongamos cantidades de fruta diferentes, de todas formas lo pesé en una de las veces que lo hice para anotarlo. Pongo las dos opciones, por piezas o por peso aproximado.




INGREDIENTES
en peso aprox.

200 gr. de plátano pelado
400 gr. de mango pelado
250 gr. de yogurt natural griego
30 gr. de miel ( OPCIONAL, endulzar al gusto)
15 gr. de vainilla en pasta  (OPCIONAL)
en piezas

3 plátanos medianos o 2 grandes
3 mangos pequeños o 2 grandes
2 vasitos de yogur griego
2 cucharadas de miel
1 cucharada de vainilla en pasta









PREPARACIÓN

Pelar y trocear el plátano y el mango.

Introducir en una bolsa de cierre hermético y congelar. Se necesitará un mínimo de 3 horas. La fruta podemos tenerla congelada con antelación, se puede conservar varios meses.



Escurrir el agua del yogurt colocándolo unos 10 minutos sobre un filtro de papel de café y un colador.




Este paso no es fundamental pero al eliminar parte del agua del yogurt hacemos el helado más cremoso y evitamos los cristales.


 


Lo descubrí en esta receta de crema de yogurt y anacardos para cupcakes.






 
Poner en el vaso de la batidora o robot la fruta congelada en trozos.
NOTA- Si la fruta se compactó al congelar en trozos muy grandes, dividir en otros más pequeños para facilitar el triturado.

Añadir el yogurt, la miel y la vainilla.

Triturar hasta que adquiera una consistencia cremosa. En TMX velocidad progresiva hasta el máximo.
Comprobar que no queda ningún trozo de fruta.

Probar y si hace falta, añadir más miel para endulzar.

Se puede servir de inmediato. Quedará como un puré espeso, muy cremoso y frio. Si lo queremos más firme se puede meter al congelador en una bandeja o tupper durante una hora aproximadamente.

Si no lo vamos a utilizar en el momento de hacerlo también se puede congelar en tuppers bien cerrados. Cuanto más tiempo esté en el congelador más duro y menos cremoso estará, para servirlo de nuevo debemos dejarlo descongelar un poco unos 10 o 15 minutos a temperatura ambiente o bien volver a triturar.



receta para imprimir o guardar


Pocas veces nos podemos imaginar los que no tenemos problemas con el gluten, las dificultades o limitaciones que pueden tener los celíacos. Algo tan simple como poder tomarse un helado paseando un día de verano, se hace a veces la mar de complicado. Supongo que además de mirar con lupa los envasados o confiar en las indicaciones del fabricante, se tienen que conformar con los vasitos, nada de cucuruchos, barquillos o galletas.

SIN GLUTEN
Este helado por sus ingredientes naturales no presentará demasiadas complicaciones para elaborarlo sin gluten. Comprobar la marca del yogurt y la miel y ver si viene etiquetado.

Lo del barquillo ya es otro cantar.
Es cierto que poco a poco cada vez se pueden comprar mas opciones sin gluten.
Yo he encontrado y confieso que pensé que no existían, cucuruchos sin gluten, son de la marca Rume y los compré en el supermercado de El Corte Inglés. Así al menos aunque sea en casa los podrán también disfrutar. Están además muy ricos, dulces y crujientes.
Son caros, unos 3,5 € por 6 unidades pero...es lo que hay.

Si nunca has elaborado recetas sin gluten o eres nuevo en la enfermedad celíaca. Te recomiendo visites esta sección en este blog o consultes con algún celíaco, médico o asociación.




Sea invierno o verano, ya no hay excusa para probar este helado. Espero que os guste.

Podría Interesarte

5 comentarios

  1. Pues tiene una pinta espectacular, así que lo probaré en breve! Además yo si que soy de helados y me da igual la época del año, sobre todo en invierno se puede decir que soy un poco masoca! jejeje.
    Un besote y feliz año!
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Este helado lo prepare mucho el verano pasado y esta buenisimo y muy ligero. Que fotos tan preciosas, besets.

    ResponderEliminar
  3. ¡Riquísimo Ana! Yo hago todos los helados y sorbetes con la thermo y salen deliciosos.

    ResponderEliminar
  4. Madre mía!! así no hay forma de bajar después de las navidades.. jajajja
    Espero poder hacerlo en casa! apuntado queda!

    ResponderEliminar
  5. Ana que sepas que esta receta la tengo guardada en el proyecto de recetario de Hugo, jajajaja. Prometo foto cuando lo hagamos, si no nos desesperamos antes. Además me gusta mucho el apunte de los barquillos sin glute, y también que uses yogourt griego en lugar de nata (nosotros somos intolerantes pero los yogoures no nos dan problema). Un beso grande.

    ResponderEliminar